Base de cráneo

Especialidades

Base de cráneo

Cráneo

Aunque aplicable a un amplio espectro de enfermedades tumorales, malformativas y degenerativas, las técnicas de neurocirugía endoscópica endonasal representan en la actualidad el tratamiento de elección para los adenomas hipofisarios, craneofaringiomas y algunos meningiomas de la base del cráneo.

Esta técnica solo se aplica en determinados hospitales de referencia en España. El abordaje neuroquirúr-gico “clásico” de los tumores de la base del cráneo se realiza desde “fuera hacia adentro”, normalmente alcanzando la lesión tumoral a través de corredores naturales en el cerebro, al contrario que en el abordaje endoscópico, en el que el cerebro queda por encima o detrás del tumor, favoreciendo la menor manipulación del tejido cerebral.

El postoperatorio de estos pacientes resulta más confortable al no presentar heridas externas, y en oca-siones se acorta significativamente la estancia hospitalaria.

Adenoma hipofisario

En la glándula hipofisaria o hipófisis pueden originarse procesos tumorales que, aun-que por lo general tienen un carácter benigno, pueden afectar en ocasiones estructuras fundamentales como las arterias carótidas o los nervios ópticos. Los pacientes con este tipo de lesiones deben ser valorados previamente por el Endocrinólogo, el cual prescribe el estudio hormonal correspondiente para la valoración prequirúrgica del paciente.

Más información

Neurinoma acústico

El schwannoma vestibular, también conocido como neurinoma del acústico, representa una patología que desafía al neurocirujano por la dificultad técnica que ofrece en su tratamiento quirúrgico. Por otro lado, hay que tener en cuenta que tiene una naturaleza benigna, lo cual implica que su evolución tras una buena resección quirúrgica es muy favorable.

Más información

Meningioma de base craneal

Los meningiomas son tumores que se originan a partir de las envolturas cerebrales, pudiéndose ubicar por ello en cualquier zona del sistema nervioso.

Aquellos que se implantan en la base del cráneo (zona donde “asienta” el cerebro) pre-sentan una dificultad de manejo importante, pero hoy en día se pueden tratar de forma segura con el gran aporte técnico de la cirugía endoscópica a través de las fosas nasales, que permite extirpar procesos tumorales complejos de una forma menos agresiva para el paciente.

Más información

Cirugía ORL nasosinusal avanzada

La cirugía de la nariz y senos paranasales se llevaba a cabo con anterioridad mediante incisiones externas en la cara, que producían un defecto estético evidente y postoperatorios más prolongados y molestos. Afortunadamente a día de hoy la mayoría de las enfermedades quirúrgicas nasosinusa-les se pueden abordar únicamente mediante técnicas endoscópicas, utilizando el corredor natural de las fosas nasales. Nuestro equipo ha llevado a cabo múltiples intervenciones de este tipo, destacando como unidad de referencia en la patología de seno frontal y tumores nasosinusales.

Más información

Craneofaringiomas

El craneofaringioma es un tumor localizado por encima de la glándula hipofisaria, y que en su crecimiento puede producir desórdenes hormonales significativos. Asimismo, afecta los nervios ópticos, por lo que el manejo terapéutico de estos tumores es el tratamiento neuroquirúrgico, mediante el cual se consigue el objetivo de descomprimir las vías ópticas.

En Neurovist somos especialistas en este tipo de patologías, que intervenimos exclusivamente mediante cirugía endoscópica a través de las fosas nasales.

Más información

Fístula de líquido cefalorraquídeo

En Neurovist somos expertos en el tratamiento de la fístula de líquido cefalorraquídeo, que consiste en la pérdida de líquido cefalorraquídeo a través de las fosas nasales o del oído.

Pueden aparecer tras traumatismos o bien de forma idiopática, es decir sin ningún antecedente destacable. Esta patología responde muy bien habitualmente al tratamiento neu-roquirúrgico, que hoy en día realizamos de manera mínimamente invasiva a través únicamente de los orificios nasales.

¿Cómo es la cirugía?

En la Neurocirugía endoscópica de las lesiones de la base del cráneo el acceso se realiza únicamente por las fosas nasales, a través de las cuales desarrollamos en un primer tiempo un canal de trabajo que nos permitirá acceder con comodidad a la zona anatómica concreta en la que se halla la patología. Los tejidos de las fosas nasales serán también utilizados posteriormente en el cierre de los defectos que hemos creado en la base craneal. En el segundo tiempo (neuroquirúrgico), se accede a la lesión, realizando una extirpación con técnica microquirúrgica.

En este tipo de técnicas trabajamos conjuntamente el especialista otorrinolaringólogo con el neurocirujano, trabajando “a cuatro manos” a través de ambas fosas nasales, circunstancia que precisa de una colaboración y compenetración exquisita entre ambos especialistas.

El postoperatorio es en general muy bien tolerado por los pacientes. En muchos casos colocamos un taponamiento nasal que se mantiene durante algunos días.